“La abuela civil española”, de Andrea Stefanoni

Por Agustín Molina

 

9789507317750Parecería que la literatura argentina sólo habla del peronismo, aunque esté hablando de cualquier cosa. A favor o en contra, siempre se está escribiendo sobre una época peronista. Indudablemente el peronismo es nuestra realidad ontológica. Somos eso. Estamos construidos de ese material y, por tanto, la literatura no puede escapar de esa realidad. Aun cuando hagamos vanos intentos por obviarla. Con algunos matices, este ensayo de la revista Anfibia plantea algo similar.

En España pasa algo parecido con la Guerra Civil, que terminó en 1939 pero que mantendría a Francisco Franco en el poder hasta su muerte, en el año 1975. Hoy sus hijos están parados sobre los hombros de aquel pasado.

Ese es un evento que me provoca. En algún punto toca alguna fibra que no puedo identificar. Pongámoslo en términos muy sencillos: la sangre tira. Aunque venga mezclada de otras sangres. Como el de hoy, otros libros que tocan el tema, y que ya son consagrados, no se pueden dejar de leer: Por quién doblan las campanas de Ernest Hemingway, Los girasoles ciegos de Alberto Méndez, El corazón helado de Almudena Grandes, y El hombre que amaba los perros, que si bien cuenta la historia de León Trotsky, una de las cuatro patas en las que se apoya la historia es, precisamente, aquel momento histórico.

La novela de Andrea Stefanoni me llamó a gritos desde la vidriera de la librería con su título: La Abuela Civil Española: la sangre tira.

Los sonidos que emite la novela me llevan a emparentarla con Mamá de Fernández Díaz y también con Oscuramente fuerte es la vida de Antonio Dal Masetto, que quizás cuente la misma historia en su versión itálica. La relación de la nieta con su abuela es más franca y más cariñosa que la del hijo de Mamá, pero eso es lógico: uno no se relaciona del mismo modo con sus padres que con sus abuelos.

La lectura de la novela es ágil, amena, entretenida, y provoca tristeza aun sin necesitar en ningún momento acudir al golpe bajo, y develar el halo de olvido que pesa sobre una heroína que puede descansar sólo cuando pasaron más de cuarenta años. Esto da como resultado que la deuda –si la hubiera– ha quedado saldada. Como quedó saldada la historia de los inmigrantes, con memorables pasajes que descubrieron cómo fue la vida en el barco que pocos contaron porque, quizás, quisieron olvidar.

Reflexión final: cuando uno sabe de qué material está construido puede comprender acaso lo incomprensible. Por qué hacemos tal o cual cosa. Por qué cuando empiezan los problemas como en 1974, en el 2001, o como en algún incierto momento del futuro, surge siempre la misma salida: Ezeiza. Como si fuéramos las mariposas de la novela de Andrea Stefanoni, que completan su migración de generación en generación. Como si estuviéramos condenados a no echar raíces y andar de acá para allá, de un lado y del otro de los mares.

En definitiva, la novela nos cuenta cómo fue aquello de la guerra civil española, y también otro poco de cómo fuimos construyendo nuestra sociedad, con los inmigrantes que dieron origen al primer peronismo, como Consuelo, la abuela civil española, que llegó al país en medio de aquel proceso; o su hija Elvira que “la primera vez que vio una persona muerta fue a Eva Perón”. Quizás así se nos demuestre a los de este lado del charco que las dos historias están más vinculadas de lo que se puede ver en la superficie.

Anuncios
Publicado en: Blog

Un comentario en ““La abuela civil española”, de Andrea Stefanoni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s