Una suerte pequeña, de Claudia Piñeiro

Por Daniela Bobbio

piñeiroUn suceso terrible, una huida, un reencuentro crucial veinte años después. Todo eso y mucho más, contado con calidad, en carne viva y sin golpes bajos, nos trae la última novela de Claudia Piñeiro.

La lectura es amena y la trama fluye naturalmente hasta que el lector siente que no puede soltar el libro sin saber qué va a pasar, al mejor estilo Jorge Amado. En cada una de sus obras Piñeiro mantiene su impronta, pero sin repetirse nunca.

Conozco mucha gente que la sigue y puestos a elegir cada uno tiene su título preferido, que no es el mismo. Mi mamá adora Elena sabe; a mi marido lo asombró con Las grietas de Jara; una amiga no se cansa de decir que Tuya es el mejor, mientras otra ama Las viudas de los Jueves; y yo, dejando afuera el que motiva estas líneas, soy fan de Beti.

Este nuevo libro toca un tema sensible dentro de una trama de suspenso, lo que me obliga a ser cauta en mis palabras para no contar demasiado.

Una suerte pequeña es la crónica en primera persona de una mujer, María Elena Pujol, quien luego de pasar por una situación dramática, originada por una decisión suya, toma otra decisión drástica, tan o más condenable que la primera, y huye dejando absolutamente todo atrás. Veinte años después debe enfrentarse con aquella que alguna vez fue y con las consecuencias de sus decisiones. En sus propias palabras: “Mi versión de los hechos ya no me pertenece. Sólo yo puedo darla. Sólo yo puedo negarla. Pero negarla sería un nuevo error, una nueva desgracia, o un nuevo crimen –según quién lo juzgue, o quién lo nombre– que se sumaría a lo que ya hice”.

En un tono intimista y rodeado de enigmas, Claudia Piñeiro nos va descubriendo a una protagonista compleja, ni buena ni mala, haciendo lo que puede con lo que le toca. Una mujer mostrada en toda su humanidad, con sus claroscuros tan expuestos que uno no puede más que quererla y, aun sin justificarla nunca, comprenderla.

La trama transcurre como una película de suspenso (los libros de Piñeiro siempre son muy cinematográficos); con el pasar de las páginas el lector va respondiendo y haciéndose nuevas preguntas y, por sobre todo, sintiendo en el cuerpo ese reencuentro de la protagonista con su pasado. La escritora logra que uno atraviese cada segundo junto a Mary Lohan, o mejor dicho Marilé, y que el corazón lata más rápido en un encuentro tan crucial como inesperado, donde todo puede suceder.

El libro no sólo genera intriga, sino también mucha emoción; Piñeiro crea momentos sublimes, tan bien escritos que dan ganas de aplaudir entre las lágrimas. Y no es una exageración, sólo puedo añadir que me encontré llorando a mares, pero no de tristeza, sino por algo más profundo y primitivo… por esa suerte pequeña, por ese “discurso amoroso por decodificar, el primero de todos, ese con el que se aprende a decodificar los demás mensajes”.

Esta nueva novela de Piñeiro invita a pensar, a sentir, a comprender que lo impensable puede suceder y que aquello que nos parece imperdonable, como casi todo en esta vida, tiene una explicación. Así lo expresa la protagonista: “Cada persona reacciona de distinta manera ante el abismo que se le abre un día por delante, sabe que no puede dar un paso más porque caería, pero las opciones, los distintos caminos, suelen ser muchos más que aquellos que se imagina quien está frente al precipicio”.

Un crítico del Corriere della Sera dijo que Hitchock es mujer y vive en Buenos Aires, yo diría que Claudia Piñeiro lo hizo de nuevo.

No tengo dudas de que cuando vuelva a preguntar en mi entorno cuál es su mejor libro, alguien me va a responder Una suerte pequeña.

Una novela simple y profunda, una novela de suspenso y de amor, una novela que vale la pena leer.

Anuncios
Publicado en: Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s