Quiénes somos

msb2017María Silvia Biancardi (Ascensión, 1979)

Es licenciada y profesora en Letras por la Universidad de Buenos Aires. Actualmente cursa una maestría en Escritura y Alfabetización en la Universidad Nacional de La Plata. Es docente e investigadora en nivel superior desde 2008. Dicta talleres de escritura creativa desde el año 2012 en el área de Extensión de la Universidad Nacional del Noroeste de la provincia de Buenos Aires (UNNOBA). También es correctora de textos académicos y literarios.

“Cuando vivía en Buenos Aires, periódicamente necesitaba ver el horizonte. Entonces leía Boquitas pintadas de Manuel Puig porque ahí había algo de ese paisaje que me faltaba. Ahora mirar el horizonte es lo primero que hago todos los días, pero igual cada tanto sigo necesitando darme una vuelta por Coronel Vallejos”.

cheloMarcelo Maggio (San Martín, 1974)

Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UBA). Escribió Diario El Mundo. PRT-ERP: prensa masiva para una política de masas. Periodista y docente. Ha trabajado en medios alternativos y comunitarios desde 1998. Actualmente realiza tareas de prensa institucional universitaria y es docente en escuelas e institutos de la ciudad de Junín.

“En perspectiva, creo que me relaciono más con ciertos personajes que con la literatura en sí. Guardo el recuerdo de Tom Sawyer, Juan Pablo Castel y Silvio Astier, cada uno con su particular historia, personalidad y destino. Y así, de un modo que no pretendo íntimo pero que lo termina siendo, sigo conociendo personas incluso cuando no lo son, como cuando descubrí a esa pequeña gota de agua que quería hacer llover en Junín, una gota que además de leer pude editar y dar a conocer”.

agusAgustín Molina (Buenos Aires, 1970)

Autor de la novela ¿Quién mató a los viejos Riveri? y del libro de testimonios El Tiempo no Para junto a Heber Comino. Lector empedernido. Como abogado penalista egresado de la Universidad de Buenos Aires tiene una amplia trayectoria que deja descansar cuando se dedica a la literatura.

“Cuando era adolescente leía Rayuela para encontrarme con la esencia del ser, en términos sartreanos. Cuando me vine grande me enredé en el El espectáculo del tiempo, de Juan José Becerra, y me encontré con el cinismo del margen, en términos houllebecquianos… pero también me gusta el vino tinto”.

Anuncios